Desproporcional precio de carne en Nuevo Laredo oscila entre $50 y hasta $150 por kilo | MEGA RED LATINA

Desproporcional precio de carne en Nuevo Laredo oscila entre $50 y hasta $150 por kilo

Por Javier Claudio
 
NUEVO LAREDO, TAM.- La especulación se mantiene apropiada de la venta de carne de res, al establecerse una diferencia desproporcional entre el productor y el ser puesta en venta en centros comerciales, afirmó Felipe Javier Fernández Martínez, presidente de la Asociación Ganadera de Nuevo Laredo-Ciudad Guerrero.
“Nosotros vendemos el canal apenas por encima de los 50 pesos, mientras que ya puesta en los anaqueles de quienes nos compran llega alcanzar hasta por encima de los 150 pesos el kilogramo a la venta”, replicó el ganadero.
            Asintió en que la baja del consumo de carne, difícil de alcanzar por la economía popular, propicia un sacrifico en el Rastro Municipal cada vez menor. Sin embargo se busca ofertarla más barata que la que proviene del interior del país a los supermercados.
            Asintió en el predominio de la especulación en los precios de la carne de res, principalmente, pero este fenómeno proviene de quienes traen el producto del interior del país y desafortunadamente esta apropiado del mercado local el surtimiento foráneo.
            La mayoría de los cortes en las carnicerías rebasan los 100 pesos el kilogramo y solo en situaciones de oferta está por debajo de esta cantidad, mientras que el corto de fajita americana se ofrece en carnicerías hasta en 315 pesos el kilogramo.
            Afirmó que la población consume poca carne proveniente de ganado de nuestra región, no tanto por el encarecimiento de su precio, sino principalmente porque el mercado está acaparado por los grandes consorcios cuya carne procede del interior del país.
            Calificó de oportuno y necesario, abrir el mercado local a la carne de la región y así a su vez una competencia, más aún si se tiene que de 50 carnicerías que existían en las colonias sólo subsistirán algunas 25.
            “Realmente nuestro abasto de carne localmente es mínimo, pues la competencia nos ha devorado y es así que el predominio es de las grandes cadenas comerciales que se surten del ganado del interior del país”, dijo Fernández Martínez.
            Puntualizó que si bien la competencia es buena, en este caso el público consumidor de Nuevo Laredo fue afectado por el predominio de las cadenas de centros comerciales, que ofertan precios preestablecidos de origen.