enero 22, 2021

MEGA RED LATINA

Agencia Internacional de Noticias

«El Monaguillo de Altamira» se quedo «como el perro de las 2 tortas».

* Partidos cierran puertas a Ciro Hernández, quien en su desesperación por ser arropado por un instituto político, quiso jugarle al vivo, perdiendo toda credibilidad y no será tomado en cuenta para una candidatura en 2021.

Por: José Juan Flores

Altamira Tamps. La soberbia, la prepotencia y la arrogancia de un indefinido sujeto de nombre Ciro Hernández, le siguen cerrando las puertas en los distintos partidos políticos de cara a la contienda electoral del 2021 por la alcaldía de Altamira, simplemente nadie le cree, debido a que tuvo diálogos con representantes de los institutos políticos, donde no llegó a un acuerdo por querer llevar la mayor ventaja en las negociaciones.

El ex diputado panista del partido que ahora critica porque no le dieron la reelección en el 2018, ni siquiera le puso atención. Por lo que adoptó los colores de la 4T sin embargo tampoco lo pelaron.

Tan desesperado anda en busca de un partido que incluso tuvo acercamientos con el nuevo PES, sin embargo las altas esferas tampoco lo quieren.

Pero ahí no acaba todo, también ha tenido acercamientos con el PRI, organismo que lo dio a conocer, pero que al ver que se «hundía» prefirió bajarse del barco.

Hay que señalar que el PRI tiene toda la intención de lanzar gente joven a las candidaturas de Tamaulipas, requisito que Ciro Hernández tampoco cumple.

Todas estas malas decisiones y como todo un gandalla pretendiendo sacar la mayor ventaja en las negociaciones han dejado al ex funcionario sin la opción de un partido político que lo arrope, siendo evidente que tiene poca credibilidad pues a todo le tira pero a nada le pega, pues incluso ha lanzado críticas a los diferentes ordenes de gobierno, desde el municipal, estatal y federal, también a criticado a los del PRI, MORENA, a quienes señala de ponerle quejas ante el IETAM.

Sdemás del PAN donde se incluyen a los diputados de Altamira Miguel Gómez y Karla Mar, en síntesis el monaguillo ha desquiciado llegando al borde de la locura por su capricho y desesperación de ser tomado en cuenta como aspirante a la candidatura a la alcaldía por Altamira.