En “muerte súbita” 8 mil “dreamers” de Laredo, Texas | MEGA RED LATINA

En “muerte súbita” 8 mil “dreamers” de Laredo, Texas

  • Beneficiarios de DACA, tienen aún el resto del mes de septiembre para entregar su documentación y obtener hasta 2 años de estancia legal
  • A partir del 15 de agosto de 2015 miles de estudiantes mexicanos indocumentados tuvieron la oportunidad de regularizar su estatus legal.
  • El 30 de septiembre de 2015, un grupo de 30 “dreamers” mexicanos desafiaron las leyes de migración de los Estados Unidos al cruzar la frontera sin documentos migratorios.

PRIMITIVO López | MRLNews

LAREDO, Texas.- Cuando menos unos 8 mil “soñadores” en Laredo, quienes aplicaron al programa Acción Diferida para Menores (DACA) en agosto de 2012, cuando entró en vigor, se encuentran en “muerte súbita” a pesar de la autorización de DACA  podría estar vigente hasta por dos años más, asegura Nelly Vielva, abogada especializad en asuntos migratorios y actual Regidor en el Gobierno Municipal.

En un encuentro con la comunidad estudiantil y ciudadanos  en la la Universidad Internacional de Texas, Campus Laredo, (TAMIU), Vielma, contestó preguntas apremiantes acerca del tema de DACA, ya que un considerable número de estudiantes se han visto beneficiados con el Plan pero podrían perder derechos de estancia o simplemente se trata de descubrir si existen recursos legales para cada caso en forma individual.

Los actuales beneficiarios de DACA, cuya autorización de presencia y trabajo esté vencida o por vencer, tienen aún el resto del mes de septiembre para entregar su documentación y obtener hasta 2 años de estancia legal aún cuando los legisladores no logren un consenso en emitir una Ley que regule este programa, precisó Vielma.

Refirió que en Laredo podrían estar en peligro unos 8 mil “dreamers” ya que tan sólo en su despacho legal tramitó más de 500 solicitudes al programa DACA en lo que lleva el programa, que ha terminado, y que era temporal y estimamos que en Laredo existan al menos entre 2 mil 500 a 3 mil enrolados en el programa.

Vielma, quien actuó como asesora para el programa DACA por el Consulado de México en Laredo, estima que el impacto económico sería muy importante para la ciudad y muchas familias porque la mayoría de mis cliente son estudiantes con licenciatura y más, hasta doctorados que han imprimido un fuerte valor económico a la comunidad de esta ciudad”.

 

En vigor el “Dream Act”

Fue a partir del 15 de agosto de 2012 cuando miles de estudiantes mexicanos indocumentados en los Estados Unidos tuvieron la oportunidad de regularizar su estatus legal en base la Orden Ejecutiva “Dream Act” del presidente Barack Obama.

Los beneficiado fueron estudiantes de 15 a 30 años de edad, que tuvieran 5 años de residencia continua en territorio estadounidense y sin antecedentes penales ni relación con pandillas y cárteles criminales.

Aunque no se trataba de una Amnistía, lo más importante era que los estudiantes podrían continuar sus estudios sin ser arrestados ni deportados.

En esas fechas, se estimaba que unos 80 mil jóvenes indocumentados con título universitario no podían ejercer su carrera.

Además, muchos de ellos ya habían servido en las fuerzas armadas estadounidenses.

Los solicitantes pagaron 465 dólares por el proceso, con lo que obtendrían un permiso temporal por 2 años, con posibilidad de renovación, para que culminen el trámite.

 

Dreamers” desafían las leyes migratorias y cruzan a EU

El 30 de septiembre de 2013, un grupo de 30 “dreamers” o “soñadores” mexicanos desafiaron las leyes de migración de los Estados Unidos al cruzar la frontera sin documentos migratorios.

Con toga y birrete, los jóvenes estudiantes quienes llegaron en su infancia a territorio estadounidense y buscaban acogerse al beneficio de la “Acción Diferida”, ingresaron por el puente internacional “Puerta a las Américas” que comunica a las ciudades fronterizas de Nuevo Laredo y Laredo, Texas.

Alberto Peniche, un  “Dreamer”, dijo: ”me siento americano, me siento más americano, que, qué mexicano”.

Jonathan Zúñiga Hernández, otro “Dreamer”, expresó: ”del otro lado hay muchos grupos apoyándonos, nuestras familias están del otro lado están apoyándonos también”.

Mientras caminaban por este cruce fronterizo los “soñadores”, entre ellos una joven peruana, gritaron en inglés “soy Indocumentado, sin miedo”.

Ella se identificó como Sandra Jara: ”cuando yo tenía 15 años yo y mi mamá nos fuimos a los Estados Unidos, a California, a los, a Los Angeles y este pues bueno ahí me quedé como 13 años”.

Al llegar a la garita americana de revisión migratoria, ya los esperaban oficiales  de Aduanas y Protección Fronteriza, para registrar su entrada ilegal a la Unión Americana.

Alma Rosa Nieto, una Abogada especializada en temas de Inmigración informó que ”puede rechazarles el ingreso porque están pidiendo ingreso a Estados Unidos o los pueden entrevistar y tengo entendido que la táctica legal va ser pedir un parol o un permiso humanitario”.

Del lado estadounidense, varios manifestantes apoyaron a los “dreamers”.

La Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes (NIYA) que organiza estas manifestaciones tiene como objetivo que estos jóvenes quienes fueron deportados de la Unión Americana o salieron voluntariamente del país, se reencuentren con sus familias.

En “muerte súbita” 8 mil “dreamers” de Laredo, Texas (2)