Síntesis – El verdadero creador de la “Vacaseñal”

  • El verdadero creador de la “Vacaseñal”

  • Existe un usurpador en Nuevo Laredo

  • Guadalupe Allende, liderazgo insoslayable en Madero

  • Andrés Zorrilla, un líder nato



Por: Isaac MOLINA ZAPATA

A unos días de que Francisco Javier García Cabeza de Vaca tome posesión como gobernador de Tamaulipas, cobra relevancia aquél pequeño detalle del 2007, cuando un compañero de su partido le sugirió una pequeña variación a la señal que utilizaba en ese entonces el aún gobernador electo.

Fue precisamente en ese año, en un rancho de la capital tamaulipeca, cuando Carlos Ibarra acompañaba a Cabeza de Vaca; en un momento dado, Carlos se dio cuenta de que su amigo hacía una señal de rockero, por lo que se le ocurrió sugerirle un cambio a la misma.

Con la confianza que desde ese entonces existe entre Carlos y Francisco, le señaló en ese momento que si modificaba un poco la señal que hacía el hoy gobernador electo, podría verse más agradable, e impactar a sus simpatizantes principalmente, y a la ciudadanía.

Al hacerlo, ambos se dieron cuenta que el cambio daría resultado, pues parecía una señal agradable.

Ahora, aunque se diga que a “toro pasado”, la “Vacaseñal” se convirtió en un éxito, y miles de panistas la adoptaron como un símbolo del cabecismo, dentro y fuera del PAN. Carlos Ibarra, es un tampiqueño avencidado orgullosamente en la colonia Tamaulipas.

Pero nunca falta algún vivales que, queriendo quedar bien con los ganadores, se quiera agenciar acciones de otros. Tal es el caso de Enrique Garza, un panista de Nuevo Laredo, quien jura y perjura que es el inventor de la “Vacaseñal”.

Qué iluso, pues es el propio Francisco Cabeza de Vaca, el que sabe realmente quién es el creador de esta idea.

Además, se dice que el tal Enrique Garza es un fiel seguidor del enemigo número uno del gober electo, Carlos Cantúrosas, a tal grado que en la campaña y precampaña, estuvo golpeteando a Francisco García Cabeza de Vaca, por instrucciones del alcalde de Nuevo Laredo. No tiene vergüenza.

GUADALUPE ALLENDE, LIDERAZGO MADERENSE

Hace ya más de un año, que en un arranque de molestia por las injusticias que en su momento cometieron con él, conocido líder de colonos denunció públicamente las anomalías que en que incurrieron dirigentes y personajes reconocidos del PAN, afectándolo directamente.

Dicha situación trata de algo que normalmente se ha dado en otros partidos (principalmente el PRI), pues en Acción Nacional se acostumbra aún -salvo algunas excepciones-, respetar los acuerdos entre las bases.

Resulta que en la contienda del 2013 en que Agustín de la Huerta participó como candidato a la alcaldía, todos los grupos del blanquiazul maderense se pusieron de acuerdo para ir juntos y unidos a la elección constitucional. Obviamente para ello se repartieron las posiciones, a fin de consensar las candidaturas de ese momento.

Las primeras cuatro regidurías ya estaban repartidas, y la quinta era para Alejandro Juárez, mejor conocido como el “Guapi”, un panista muy comprometido con su partido. Sin embargo, por razones no muy claras, se le negó el registro. Hasta ahí todo iba bien.

Parte del acuerdo era que al negársele el registro a quien iba como edil titular en la planilla, automáticamente la regiduría recaería en el suplente; lo que no se respetó y poco a poco se fue convirtiendo en un problema que nadie solucionó.

Cuando Guadalupe Allende Tenorio se enteró que el “Guapi” no sería el candidato a la quinta regiduría, se preparó para registrarse como edil titular, pues ya estaba acordado. Pero grande fue su sorpresa de que los encargados de registrar la planilla, se olvidaron de los acuerdos y “de mala leche” registraron a otra persona, lo que evidentemente provocó una frustrante decepción de Guadalupe Allende.

En ese entonces, Allende Tenorio echó mano de su influencia y liderazgo en varios seccionales de Madero, quedándose sin operar el día de la elección. Lo que mermó la cantidad de votos que sacó el PAN en el 2013, en donde Agustín de la Huerta se quedó a poco más de cinco mil votos de ganar la contienda.

ANDRES ZORRILLA, UN LIDER NATO

Dicen que el tiempo cura las heridas, y ahora con un nuevo rumbo, el PAN maderense tiene la oportunidad histórica de convertirse en el referente que los ciudadanos esperan.

Con una nueva filosofía y teniendo en Andrés Zorrilla un líder nato y preparado, Acción Nacional de Madero podría abrirle las puertas a ex militantes que siempre han aportado al partido.

Liderazgos como el de Guadalupe Allende no deben ser ignorados en la nueva era del PAN, pues en el 2018 viene la primera prueba de fuego para el nuevo jefe político del blanquiazul en Ciudad Madero; y aclarando las cosas, en la urbe petrolera se podría reconstruir el partido que estará en el poder a partir del 1 de octubre.

Como siempre la mejor opinión es la de usted, amable lector. Hasta la próxima.



Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad de sus autores y no reflejan los puntos de vista de Mega Red Latina.