Estimulación cognitiva ataja Alzheimer: IMSS | MEGA RED LATINA

Estimulación cognitiva ataja Alzheimer: IMSS

Por Javier Claudio / MRLNews
NUEVO LAREDO, TAM.- El Alzheimer es una enfermedad progresiva y degenerativa del cerebro la cual provoca un deterioro en la memoria, el pensamiento y la conducta de la persona, afectando especialmente a hombres y mujeres arriba de los 65 años de edad.
La estimulación cognitiva, como leer, practicar juegos de mesa o realizar dictados, es una parte fundamental del tratamiento, ya que toda actividad que estimule al cerebro, es fundamental para conservar una mejor salud mental, informó el doctor Alejandro Soto Villa, director del Hospital General de Zona (HGZ) No. 11.
Médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nuevo Laredo, dieron a conocer que el Alzheimer es una enfermedad progresiva y degenerativa del cerebro, que provoca un deterioro en la memoria, el pensamiento y la conducta de la persona, afectando especialmente a hombres y mujeres a partir de los 65 años de edad.
Para disminuir su avance, señalaron que la estimulación cognitiva, como leer, practicar juegos de mesa o realizar dictados, es una parte fundamental del tratamiento, ya que toda actividad que estimule al cerebro, es fundamental para conservar una mejor salud mental en los pacientes que han sido diagnosticados.
Al respecto de esta enfermedad, explicó que el Alzheimer es la forma más común de trastorno cerebral entre las personas mayores, que ataca gravemente la capacidad de una persona para llevar a cabo sus actividades diarias.
“Comienza lentamente, afectando primero las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje; por lo que las personas con este mal, pueden tener dificultades para recordar cosas que ocurrieron en forma reciente o los nombres de las personas que conocen”, detalló el especialista del IMSS.
Indicó que con el paso del tiempo, los síntomas del Alzheimer empeoran ya que las personas no reconocen a sus familiares, tienen dificultades para hablar, leer o escribir y hasta olvidar cómo cepillarse los dientes o peinarse el cabello, incluso, pueden volverse ansiosos, agresivos o deambular lejos de su casa, por lo que necesitan cuidados totales.
El doctor Soto Villa advirtió que el riesgo de padecer la enfermedad es mayor si hay personas en la familia que la padecieron, además de que ningún tratamiento puede detener este mal; “sin embargo, existen medicamentos que pueden ayudar a impedir que algunos síntomas empeoren, o lentifiquen la evolución natural de la enfermedad, ayudando a controlar parte de los síntomas que se asocian a este mal”.