diciembre 5, 2021

MEGA RED LATINA

Agencia Internacional de Noticias

Denuncian a Comapa de potabilizar aguas negras en Altamira

Por: Diana del Ángel

ALTAMIRA, TAM.- Continua la ola de protestas contra Raul Manzur Manzur, por la debacle en que mantiene sumida a la Comapa Altamira, dejando en el olvido a las colonias de la urbe industrial, donde imperan derrames de aguas negras, fétidos olores, problemas de salud y criadero de vectores.

En esta ocasión, en plena zona centro del municipio, sobre la Calle Vicente Guerrero, residentes manifiestan que en un nefasto acto de negligencia, la Comapa está tomando el agua destinada para el consumo, a escasos treinta metros de una descarga de aguas negras, que provienen de un cárcamo obsoleto, lo cual representa un riesgo para la población.

Carlos Alvarado, alza la voz y señala que fue víctima de represalias por parte de Raúl Manzur, quien al presentar su denuncia, le fue cortado el vital liquido, por  dar a conocer ante las autoridades, la inundación de aguas negras que presenta la calle Vicente Guerrero, la cual se ha convertido en un rio desde hace un mes, sin que deje de correr la descarga por toda la calle y terminando en la laguna del Champayan, a escasos 30 metros de la bocatoma.

El afectado, junto a Jaime Martínez y Enriqueta González, vecinos del lugar, refieren que el cárcamo dejo de funcionar desde hace unos cinco años y nunca recibió mantenimiento por parte de las autoridades, a pesar de encontrarse en plena zona centro, terminando por colapsar hace aproximadamente un mes, por lo que no descartan convocar a una manifestación masiva contra el organismo operador del agua, para ser escuchados.

«El problema no es nadamás aquí, es en todo Altamira, el señor Manzur está muy cómodo en Tampico y aquí tenemos un problema, Altamira esta hundiéndose en las heces, que se venga a dar un baño de pueblo», señaló Jaime Martínez

Enriqueta González enfatiza en que «esto no es higiénico, con la enfermedad de la pandemia se convierte en un foco de infección, nos estamos aguantando los olores»; mientras que Carlos Alvarado finaliza, «estamos cansados de que la Comapa no nos responda, nos toman la queja pero no solucionan nada, aquí ahí comercios, al fondo ahí un restaurante y la gente ya no viene porque esta convertido en un río de aguas negras».

Este post ha tenido 654 lecturas