diciembre 5, 2021

MEGA RED LATINA

Agencia Internacional de Noticias

Exige comunidad gay que mujeres «trans» sean incluidas en la violencia de género

*Hay aproximadamente 450 en la zona conurbada. Es necesario visibilizar la violencia de la que son objeto como miembros de un grupo minoritario que dicen es discriminado, estigmatizado y excluido socialmente

Al conmemorar en el sur de Tamaulipas el «Día de la Memoria Trans», las agrupaciones denominadas «Tamaulipas Diversidad Vihda Trans y Tendremos Alas A.C.» exigen que no sólo a las mujeres sino también se considere a las mujeres «trans» dentro de las estadísticas de las mujeres víctimas de violencia de género. En la zona conurbada hay aproximadamente 450 mujeres «trans».

Dentro de las actividades para conmemorar este día, la comunidad lésbico gay se reunió en la plaza de La Libertad de Tampico para encender el lazo «trans» recordando a las compañeras que han muerto a consecuencia de la transfobia en México.

«Nos hemos sumado como todos los años a la campaña de los 16 Días de activismo en contra de la Violencia de Género en coordinación con la Red Nacional de Defensoras de los Derechos Humanos en México así como con la campaña UNETE y la de Pinta el mundo de Naranja de la ONU Mujeres  bajo el tema: «Que nadie se quede atrás: pongamos fin a la violencia contras las mujeres y las niñas», reforzando con esto  el compromiso de un mundo sin violencia para todas las mujeres y las niñas», expuso la presidenta y fundadora de la agrupación Tamaulipas Diversidad Vihda Trans, Ana Karen López Quintana.

Acompañada de Celso Pérez, presidente del grupo «Tendremos Alas AC», López Quintana hizo ver que para las mujeres «trans» la violencia también es violencia de género.

«En México se violentan nuestros derechos humanos debido a la negación e impedimento del disfrute de los derechos fundamentales tales como el no reconocimiento a nuestra identidad que trae como consecuencia la violación sistemática de otros derechos como a la educación, al empleo, a la salud, entre otros», recalcó.

Celso Pérez recalcó que es necesario visibilizar la violencia de la que son objeto las mujeres «trans» como miembros de un grupo minoritario discriminado, estigmatizado y excluido socialmente, circunstancia que dijo, se ve agravada debido a su orientación sexual, identidad y/o expresión de género.

«No estamos incluidas en la “Ley de acceso a las mujeres a una vida libre de violencia”. Al igual que las mujeres cisgénero, las mujeres «trans» también somos víctimas de violencia por parte de nuestra pareja», expuso Ana Karen López.

En México dijeron ambos entrevistados que existe un vacío legal en este rubro debido al no reconocimiento de su género e identidad auto-percibida, por ende, al no ser consideradas legalmente como mujeres en la armonización del marco jurídico «no estamos bajo la protección de dicho instrumento legal. Este es uno de los desafíos que debemos enfrentar y procurar solucionar en nuestro país».  

Aseveraron que enfrentan violencia laboral, principalmente en la negación del derecho al trabajo, bajo la excusa de no saber cómo lidiar administrativamente con su situación de identidad legal. De allí que muchas se ven obligadas a recurrir al estilismo y al trabajo sexual como única opción de supervivencia.  

«Violencia sexual, dado que muchas compañeras se dedican al trabajo sexual, esto nos coloca en situación de vulnerabilidad que nos hace presa fácil de infecciones de transmisión sexual, así como de tratos crueles y denigrantes por parte de clientes y autoridades judiciales. Todo esto, en ocasiones nos hace ser víctimas de violencia sexual y en muchos casos ser asesinadas», aseveró Ana Karen.  

Violencia Médica, pues refieren que muchas veces las mujeres «trans» no son atendidas y son objeto de tratos crueles y denigrantes por parte de los trabajadores de la Salud. En consecuencia, algunas recurren a tratamientos ilícitos e insalubres cuyos resultados muchas veces les ocasionan la muerte.  

Violencia institucional. «Nos enfrentamos a este tipo de violencia al no encontrar en las personas que están al frente de las instituciones la colaboración necesaria para recibir y procesar denuncias de violencia por razón de identidad y expresión de género. Algunos funcionarios se excusan detrás de la ignorancia o a la ausencia de un marco legal de protección a las mujeres «trans» y de sanciones a este tipo de delito. falta que en México se tipifique como delito el transfeminicidio en todo el país.

Desde Sociedad Civil a través de los Centros Comunitarios de Atención a las Diversidades Sexuales en la Zona Sur de Tamaulipas y Veracruz Ana Karen López y Celso Pérez advirtieron que seguirán trabajando en la cultura de queja y denuncia y en el empoderamiento comunitario para avanzar en la lucha en pro de los derechos humanos de la comunidad a la que pertenecen y recalcaron: «Ni una muerta más, ni una muerta más, vivas y libres nos queremos,  aquí está la resistencia «trans»

Este post ha tenido 163 lecturas