diciembre 5, 2021

MEGA RED LATINA

Agencia Internacional de Noticias

Familia veracruzana varada en Altamira clama apoyo para llegar a EUA

* Destaca que desafortunadamente tras llegar a Tamaulipas no han sido recibidos con buenos ojos, puesto que a pesar de que Tampico y Altamira son tierra de migrantes, el rechazo se ha hecho latente, «hemos recibido rechazo, dicen que no somos de aquí que nos pongamos a trabajar y dejemos de estar holgazanes, pero ellos no saben el dolor que sentimos, solo buscamos una mejor vida para nuestros hijos».

Por: Manuel González

ALTAMIRA, TAM.- Ante un futuro incierto, una familia de migrantes originarios del municipio de Coscomatepec al sur del Estado de Veracruz, tras recorrer por tres meses su estado, han llegado al sur de Tamaulipas en busca una vida mejor, siguiendo el sueño americano, por lo que a menos de la mitad de su cometido, continúan luchando por subsistir, pidiendo el apoyo de la sociedad para hacerse de víveres y dinero, así como un trabajo temporal.

Cristina Concha Castro de 25 años de edad,  junto a su esposo Leonel Medina de  43 años y sus dos hijos, Ramón Eduardo de 6 años y  francisco de cuatro, salieron de su municipio por la falta de empleo que impera en aquellas regiones dedicados en su mayoría al corte de café por temporada, por lo que a lo largo de su trayecto han ido sumando el apoyo de buenos samaritanos, quienes les han brindado techo, comida y trabajo por una semana o quince días a fin de que puedan transportarse hacia poblados ubicados más al norte, cada vez mas cerca de su objetivo.

«Pedimos una moneda o le que nazca de su corazón para comprar alimentos y para completar los pasajes par air avanzando, estamos buscando una mejor calidad de vida buscamos un mejor empleo, no tenemos familia en Tamaulipas, mi esposo ha trabajado una semana a quince días en los pueblos que hemos pasado, el objetivo es cruzar a Estados Unidos», refirió.

Destaca que desafortunadamente tras llegar al Estado de Tamaulipas no han sido recibidos con buenos ojos, puesto que a pesar de que Tampico y Altamira son tierra de migrantes, el rechazo se ha hecho latente, «hemos recibido rechazo por parte de las personas en Tampico y en Altamira, dicen que no somos de aquí que nos pongamos a trabajar y dejemos de estar holgazanes, pero ellos no saben el dolor que sentimos, solo buscamos una mejor vida para nuestros hijos», finalizó.

Este post ha tenido 864 lecturas